El LSD regresa a las discusiones médicas

Posted on Actualizado enn

El hallazgo subraya el valor que las drogas psicodélicas pueden aportar a la ciencia bajo condiciones controladas de investigación
El hallazgo subraya el valor que las drogas psicodélicas pueden aportar a la ciencia bajo condiciones controladas de investigación

Una técnica pionera de neuroimagen muestra nuevos efectos en el cerebro que puede causar la droga sintética LSD, según ha publicado la revista especializada Current Biology.

El principal efecto del LSD, una de las drogas alucinógenas más consumidas del mundo, es que «hace perder la conciencia de uno mismo», según el estudio liderado por la Real Academia Neerlandesa de Artes y Ciencias y el Imperial College de Londres.

Quince voluntarios que nunca habían probado ningún psicotrópico se inyectaron una solución con 75 microgramos de esa sustancia y, tras 70 minutos bajo los efectos del LSD, fueron introducidos en un escáner cerebral.

Los efectos alucinógenos del LSD son conocidos pero, sin embargo, nunca se había estudiado cómo esta droga altera las funciones cerebrales.

«En condiciones normales, nuestro cerebro se basa en redes independientes que realizan funciones especializadas por separado, como ver, moverse u oír», explica el coautor de la investigación, Robin Carhart-Harris.

Sin embargo, «bajo los efectos del LSD la separación entre estas redes se rompe y, en su lugar, vemos un cerebro más integrado o unificado», añade el doctor, del departamento de medicina del Imperial College .

En concreto, esa disolución de fronteras sucede en la región del córtex que se encarga de la conciencia y de la captación de información del exterior a través de los sentidos, según explica Enzo Tagliazucchi, del Instituto Neerlandés de Neurociencia.

Así, cuando las regiones del cerebro «comparten información» crean la sensación de «disolver las fronteras del individuo», apunta Tagliazucchi.

El investigador señala que «el hallazgo subraya el valor que las drogas psicodélicas pueden aportar a la ciencia bajo condiciones controladas de investigación».

Tagliazucchi manifiesta su voluntad de seguir usando psicodélicos para investigar los estados de conciencia, incluido el sueño, la anestesia y el coma.

Fines médicos

Tras más de 40 años de estar prohibido para fines clínicos, la dietilamida de ácido lisérgico (LSD), comúnmente conocida como “ácido”, regresó a las discusiones médicas, debido sus efectos para reducir la ansiedad que en los pacientes terminales puede llegar a provocar la idea de la muerte.

El estudio dio un vistazo a la seguridad y eficacia de LSD cuando se utiliza en combinación con terapia de conversación. De esta manera, se empleó la droga psicodélica semisintética para facilitar los debates sobre los temores de morir los enfermos de cáncer, por medio de experiencias de “viaje” de 10 horas de largo supervisadas, episodios que fueron descritos por un paciente como una “experiencia mística”, donde “la mayor parte era la angustia pura a todos los recuerdos que había olvidado con éxito durante décadas.”

Así, la investigación realizada por el psiquiatra suizo Peter Gasser se llevó a cabo en 12 pacientes, la mayoría enfermos de cáncer, quienes se sometieron a una experiencia de 10 horas supervisada por el especialista, quien afirma que la ansiedad de sus pacientes bajó considerablemente, pues se trata de un complemento al proceso que reciben, publicó Journal of Nervous and Mental Disease.

Rick Doblin, director ejecutivo de la Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos, una fundación que ha colaborado en varios estudios de este tipo, afirma que quieren devolver a los laboratorios ese tipo de sustancias, como parte de un “renacimiento psicodélico”
Rick Doblin, director ejecutivo de la Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos, una fundación que ha colaborado en varios estudios de este tipo, afirma que quieren devolver a los laboratorios ese tipo de sustancias, como parte de un “renacimiento psicodélico”

Pese a que algunos murieron un año después del estudio, el especialista manifiesta que tuvieron una “aventura mental que parecía haber aliviado el pesimismo existencial de sus últimos días”.

Antes de tomar LSD, los pacientes se reunieron con Gasser para conocerse. Después, al ingerir la droga, estos dormían en un sofá dentro de la oficina, asistidos por el terapeuta para controlar los efectos y propiciar mayor seguridad. Según Gasser, el hecho no fue fácil. “Muchos lloraron y retorcieron. Un hombre de 67 años aseguró haber conocido a su padre, quien falleció hace muchos años”.

“Les dije que cada sesión sería justo aquí, en un ambiente seguro, y yo soy parte de él”, dijo Gasser, quien además les advertía a sus pacientes: “No puedo garantizar que no tendrás una angustia intensa, pero te puedo decir que si eso ocurre, pasará.”

Después de dos meses de terapia semanal, ocho de los participantes que recibieron dosis completas de LSD tuvieron un menor índice de ansiedad, en cambio, los cuatro restantes que tomaron dosis más pequeñas, empeoraron. Por otra parte, la droga no causó ninguna consecuencia grave, publicó The New York Times.

Por su parte, Rick Doblin, director ejecutivo de la Asociación Multidisciplinaria para Estudios Psicodélicos, una fundación que ha colaborado en varios estudios de este tipo, afirma que quieren devolver a los laboratorios ese tipo de sustancias, como parte de un “renacimiento psicodélico”.

Antes de que el LSD fuera prohibido, era utilizado con fines clínicos. Sin embargo, en 1966 el gobierno estadounidense acabó con las investigaciones en torno a la droga. No obstante, en los últimos años, psiquiatras en todo el mundo que trabajan de acuerdo a reguladores estatales y a comités de ética han puesto a prueba terapias asistida para el estrés post traumático utilizando éxtasis, así como otros ensayos con alucinógenos.

“El esfuerzo es a la vez político y científico”, dijo Döblin. “Queremos sacar a estas sustancias fuera del molde de la contracultura y traerlas de vuelta al laboratorio”, agregó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.