Poesía en las tuberías del dolor

Posted on

El dolor es la panacea para la poesía de Aguado
El sufrimiento es la panacea para la poesía de Aguado

«El falso llano» es el poemario de desamor escrito en Toledo que rescató a su autor, Óscar Aguado, quien admite que el libro, compuesto por 50 poemas cortos, es una metáfora de una pendiente de Toledo que, al igual que el desamor, cuesta subir o superar pero saliendo adelante te ayuda a seguir con la vida.

Aguado indica que se trasladó a vivir a Toledo para superar un desengaño amoroso y que fue esta ciudad la que le ayudó a seguir adelante.

Este poeta, que actualmente reside en Madrid, ha asegurado que viene bien ese momento de sufrimiento y de dolor, y que es bueno enfrentarse a él y seguir adelante.

Aguado tardó unos seis meses en escribir este libro, el tiempo que estuvo en Toledo, una ciudad «preciosa», que le parece una de las «más bonitas» de España y con gente «muy agradable». Recalca que la escritura le ha ayudado a superar «todo».

«Me gustan mucho las calles de Toledo, me perdía bastante porque no tengo sentido de la orientación y es una ciudad muy complicada y seguía desorientado hasta los últimos días», apunta el poeta, quien ha declarado que el desamor inspira más que el amor porque cuando pierdes algo escribes sobre ello mientras que cuando estás feliz sueles escribir acerca de otras cosas.

«Saco la tristeza cuando la tengo», reflexiona Aguado al tiempo que manifiesta que la vida tiene un poco de ambas cosas (tristeza y alegría) y está «bien» que lo tenga porque él no cree en mensajes puramente «optimistas o pesimistas».

El autor señala que «El falso llano» es un libro «honesto», en el que ha intentado poner lo mejor de él y del que se siente «orgulloso» como todos los que ha escrito, por lo que no le da «vergüenza» volver a leerlos al paso de los años.

«Tengo las ideas claras, no estoy con las ganas de triunfar, ya sé un poco lo que es la poesía y todo lo que está alrededor de esto», indica este autor que busca «otro tipo de cosas», como en su penúltimo libro -«Un mundo para un hombre de hojalata»- en el que hay humor, política y sociedad.

Ahora está escribiendo un libro de música y se encuentra «a gusto» con lo que escribe, espeta, porque considera que no tiene que intentar demostrar cosas.

Óscar Aguado participó hace dos años en el festival Voix Vives de poesía de Toledo y ahora acumula elogios con la editorial Gato Encerrado, que ha editado «El falso llano».

Le gusta leer al poeta peruano César Vallejo, su película favorita es «Léolo», del cineasta canadiense Jean-Claude Lauzon, le apasiona la música y se inspira en el humor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.