Max Aub entre océanos de Buñuel

Posted on

Max Aub, que había colaborado con Buñuel en ‘Los olvidados’, se desesperaba mientras preparaba la biografía porque no encontró ni un solo cura que hablase mal de él
Max Aub, que había colaborado con Buñuel en ‘Los olvidados’, se desesperaba mientras preparaba la biografía porque no encontró ni un solo cura que hablase mal de él

La última gran obra que Max Aub dejó inédita, en la que trabajó los últimos años de su vida y en la que, con la excusa de trazar una biografía del cineasta Luis Buñuel, efectuó una travesía por su época y un análisis de las vanguardias, puede encontrarse con el título ‘Luis Buñuel, novela’.

La editorial granadina Cuadernos del Vigía, con la investigadora Carmen Peiré al frente, expurga y ordena las casi 5.000 páginas entre folios, cuartillas, manuscritos y «mecanoscritos» que se conservan en la Fundación Max Aub en Segorbe (Castellón).

‘Luis Buñuel, novela’ son casi 600 páginas de texto, un índice onomástico con un millar de nombres, tantos como personas salen en sus páginas, y un CD con grabaciones de algunas de las conversaciones que mantuvieron dos de los españoles más ilustres que dio el siglo XX.

En el momento de su muerte, en 1972, Aub trabajaba en una biografía sobre Buñuel por encargo de la editorial Aguilar, que en 1986 publicó ‘Conversaciones con Luis Buñuel’, una petición que aceptó porque, «aparte de ser amigos, sus vidas habían tenido connotaciones parecidas, y un mismo destino de exiliados en México», según Miguel Ángel Arcas, director de Cuadernos del Vigía.

«No escogí a Luis Buñuel, me lo ofrecieron en matrimonio. Creí que me convenía: su manera de intentar recordar lo mejor de mi pasado […]. Más que vidas paralelas, las nuestras fueron cruzadas […]. Tuvimos muchos amigos comunes […]. Los dos somos desterrados […]. Si hago este libro, tiene que ser algo importante, un poco como sus películas (…). Necesito acabar este libro y que no acabe él conmigo», dejó escrito Max Aub sobre esta obra.

Según la editorial granadina, Aub empezó a preparar el libro a mediados de 1968 con cierta aprensión por no poder terminarlo, con su salud resentida y «un corazón que había pasado por cuatro campos de concentración y un dolor por España que plasmó en toda su obra», profundamente marcada por el exilio.

En 1971 empezó a poner en orden sus papeles sobre Buñuel, a quien ya considera uno de sus personajes -de ahí el título ‘Luis Buñuel, novela’- y decidió volver a poner los pies en España para entrevistar a amigos del cineasta, cuando pronunció su célebre frase, «He venido, pero no he vuelto».

Con las impresiones de aquella estancia en la España de Franco, un país que no reconoció pero al que, en palabras de Arcas, «nunca dejó de querer», escribió el diario titulado ‘La gallina ciega’.

Según el editor, en ‘Luis Buñuel, novela’ Aub habla de lo que fue y no pudo ser su generación, con profundas reflexiones sobre la época, los años veinte, la Residencia de Estudiantes, la República, la guerra y la posguerra, el exilio, las vanguardias europeas y la influencia de todo esto en la obra del gran cineasta.

«Su empeño fue hacer una obra magna que cerrara toda su vida de escritor, consciente de que era lo último que escribía y necesitaba por ello decirlo todo», según la editorial, la cual ha contado con la estrecha colaboración de Elena Aub Barjau, heredera del escritor.

El autor de Un perro andaluz alardeaba de indiferencia respecto a lo que se escribía sobre él. Con una excepción: Luis Buñuel, novela. Un encargo hecho a Max Aub en 1967 por editorial Aguilar, truncado en 1972 por la muerte del escritor
El autor de «Un perro andaluz» alardeaba de indiferencia respecto a lo que se escribía sobre él. Con una excepción: «Luis Buñuel, novela». Un encargo hecho a Max Aub en 1967 por editorial Aguilar, truncado en 1972 por la muerte del escritor

Tras la muerte de Max Aub en 1972, los manuscritos y mecanoscritos de la novela recorrieron varios paraderos hasta recalar en su Fundación, algo que Arcas no lamenta y prefiere atribuir al destino: «Tal vez ahora, pasado tanto tiempo, se pueda entender mucho mejor lo que quiso decirnos» con este libro.

La obra se compone de dos partes: una primera, con los prólogos que dejó el escritor, una biografía de Buñuel desde 1900, con su infancia y juventud, hasta el periodo 1960-72 que el cineasta pasó entre París, Madrid y México, varias semblanzas del cineasta, un análisis de su figura y de sus influencias políticas, religiosas, educativas y artísticas.

La primera parte incluye las transcripciones de algunas de las conversaciones que escritor y cineasta mantuvieron para preparar el libro, mientras que la segunda parte, de tono más teórico y más breve, se dedica a analizar el arte de su época y los principales ismos.

2 comentarios sobre “Max Aub entre océanos de Buñuel

    Sonia Natalia Cogollo-Ospina escribió:
    25 octubre, 2017 en 4:44 pm

    Gracias por este post. No sabía de esta obra sobre uno de mis directores favoritos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.