Redención en la dualidad

Posted on

Ciego por un glaucoma y perseguido por sus enemigos políticos, que querían condenarle a una muerte horrible, cuando al implicado en un crimen de lesa majestad se le colgaba y, antes de morir, se le evisceraba y desmembraba, Milton recibía la visita de la Musa durante la noche y memorizaba los versos que por la mañana dictaba a un amanuense
Ciego por un glaucoma y perseguido por sus enemigos políticos, que querían condenarle a una muerte horrible, cuando al implicado en un crimen de lesa majestad se le colgaba y, antes de morir, se le evisceraba y desmembraba, Milton recibía la visita de la Musa durante la noche y memorizaba los versos que por la mañana dictaba a un amanuense

John Milton (1608-1674), uno de los escritores más importantes y considerados de la literatura inglesa, recibió una educación muy tradicional y fue un gran conocedor de las lenguas clásicas y de escritores como Homero o Dante, aspectos que son reconocibles en su obra, al igual que su profundo puritanismo y sus fuertes ideales políticos.

En 1667 se publicó por primera vez el ‘Paraíso perdido’, el poema épico más importante en inglés y la obra cumbre del poeta y ensayista, en opinión de Fernando Galván, encargado de realizar la introducción de la última edición edición, sumamente documentada, que ofrece, además de una selecta bibliografía, un estudio de los significados e interpretaciones políticas y religiosas del libro.

Galván, vicerrector de la Universidad de Alcalá de Henares, afirma que esta obra “llegó a revolucionar la cultura de su momento histórico y aún hoy tiene repercusiones en Inglaterra”.

El libro, con una gran influencia de la Biblia y en el que Milton trabajó durante diez años, narra la caída en pecado de Adán y Eva con la que el autor intenta justificar el comportamiento del Creador con los hombres, a la vez que representa a un Satán sensible, e incluso capaz de llorar, a quien muchos críticos han considerado el verdadero protagonista de la obra.

La cuestión que ha hipnotizado a los estudiosos de Milton, relativa a las dudas sobre si es Dios o Satán el héroe de este poema, sigue candente. Según el ideario miltoniano, se trata de un legado de rebeldía y libertad, el de quien participa en la ejecución del Rey Carlos I y lucha por el librepensamiento, la libertad de prensa e, incluso, el divorcio en una sociedad que vive uno de los momentos claves de la cultura occidental: esa revolución inglesa que prenderá la mecha, a su vez, de las revoluciones francesa y americana, la hacen hombres como Milton, un devoto autodidacta.

Ciego por un glaucoma y perseguido por sus enemigos políticos, que querían condenarle a una muerte horrible, cuando al implicado en un crimen de lesa majestad se le colgaba y, antes de morir, se le evisceraba y desmembraba, Milton recibía la visita de la Musa durante la noche y memorizaba los versos que por la mañana dictaba a un amanuense.

Resuelto que el escritor -que sólo cobró 10 libras por este libro-es, en este sentido, el héroe de la obra, la interpretación pasa por analizar la evolución de los personajes. Así, la dignidad de Satán en los primeros libros, la de quien se rebela frente a un poder omnímodo, acaba degradándose hasta el ridículo de un sapo que susurra al oído de Eva, en un proceso que también ridiculiza la inspiración del poeta. Por su parte, la figura de Dios que comienza por exculparse de la existencia del mal en el mundo, acaba también cediendo importancia a la figura de Cristo.

Ideas republicanas

La principal contribución de esta nueva edición es “el estudio introductorio que sitúa el poema en el momento histórico”, frente a otras ediciones anteriores que únicamente lo analizaban desde su “interpretación religiosa”, señala Galván.

Milton participó muy activamente en la vida política de su época, lo que le llevó a forjarse unas ideas republicanas que, según Galván, estarían representadas en el ‘Paraíso perdido’ con los personajes de “Adán y Eva que se oponen al monarca absoluto representado por Dios”.

El poema de Milton ha recobrado vigencia en las últimas décadas, porque “debido a los escándalos de la monarquía inglesa, se está releyendo mucho la obra por los emergentes grupos republicanos de Inglaterra”, asegura el autor de la introducción.

Difícil adaptación

A causa de la cantidad de monosílabos que tiene el inglés, la adaptación al español del ‘Paraíso perdido’ es difícil de conseguir, pero el traductor de esta edición, Esteban Pujals, “lo ha logrado muy bien” porque ha convertido las estrofas al endecasílabo español haciendo que “no se pierda ni el contenido ni la fluidez del original.”

“Milton ambicionaba ser el Homero inglés”, asegura Galván, “y en el ‘Paraíso perdido’ nos ofrece un fresco cultural de toda Europa”, fruto de varias influencias provenientes de algunos personajes europeos, como Galileo y Grotius, o de obras como la Divina Comedia y otros clásicos italianos.

Estas influencias las encontró gracias al “grand tour” en el que el escritor inglés recorrió durante más de un año y medio toda Italia y parte de Europa para obtener una “experiencia muy importante” que le sirvió mucho a la hora de escribir su obra maestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s