enciclopedia

Enciclopedia de santas, arrebatadoras, vaqueros, crápulas y atormentados

Posted on

Amy Adams, en "Animales Nocturnos"
Amy Adams, en «Animales Nocturnos»

Clint Eastwood, Dennis Hopper, Katherine Hepburn, Rita Hayworth, Brad Pitt, Tom Hanks y así hasta 300 estrellas del celuloide protagonizan «Crónicas del cine», un volumen enciclopédico de los actores y actrices de Hollywood, desde el cine mudo a la actualidad más reciente.

Editado por Lunwerg, con prólogos del director David Gordon Green y el crítico Ian Haydin Smith, el libro es un completo relato visual, que incluye fichas de cada actor, clasificados según el tipo de papeles, con infografías, fotos y referencias de sus principales películas.

Esas reseñas, ordenadas alfabéticamente, componen una historia del cine a través de la evolución de las carreras de los actores.

Así, Amy Adams aparece como una «santa», «pecadora» y «vecina de al lado», y sus géneros más frecuentes son el drama, la comedia y el policíaco; se recoge desde su debut en «Muérete bonita» (1999) a sus trabajos más recientes como «La gran estafa americana», «Her», «La LLegada» o «Animales Nocturnos».

Mientras que Humphrey Bogart es «héroe de acción», «seductor», «delincuente» o «villano», que abordó casi todos los géneros desde su primera aparición en «Río Arriba» hasta la inevitable «Casablanca».

El libro incluye actores españoles como Antonio Banderas, Javier Bardem o Penélope Cruz y cuenta con artículos temáticos. Por ejemplo, sobre estrellas del musical -de Maurice Chevalier en «El desfile del amor» (1929) a Nicole Kidman en «Moulin Rouge» (2001)-; o sobre rebeldes en el cine, una categoría que incluye desde actrices del cine mudo como Louise Brooks a actores contemporáneos como Clint Eastwood o Robert de Niro.

Se distingue entre actores estrella -George Clooney, Ryan Gosling, Robert Redford o Cary Grant-, que encarnan distintos ideales de masculinidad; y actores de carácter -Charles Laughton, Steve Buscemi o Philip Seymour Hoffman-, que aportan «color o fuerza» en papeles secundarios memorables.

Como dice el director Gordon Green en el prólogo, «algunos actores son genios, otros son unos imbéciles», y hay «grandes actores que merecen ser estrellas y no lo son», mientras que «algunas estrellas no son grandes actores».