juan rulfo

La piel que sueña en la obra de Juan Rulfo

Posted on Actualizado enn

Rulfo marcó la historia de las letras latinoamericanas con su Pedro Páramo. Pionero de una manera de narrar, pilar de lo que luego construiría la narrativa macondiana de García Márquez, su obra está llena de paisajes y de poesía
Rulfo marcó la historia de las letras latinoamericanas con su Pedro Páramo. Pionero de una manera de narrar, pilar de lo que luego construiría la narrativa macondiana de García Márquez, su obra está llena de paisajes y de poesía

-¿Ya murió? ¿Y de qué? -No supe de qué. Tal vez de tristeza, Suspiraba mucho. -Eso es malo. Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace”, reza ‘Pedro Páramo’, la obra insignia del autor mexicano Juan Rulfo, uno de los mejores representantes del realismo mágico iberoamericano.

Rulfo falleció a los 68 años, tras haber publicado dos novelas y varios cuentos, que lo han posicionado en la cima de la literatura universal. Rulfo nació en Jalisco (México) el 16 de mayo de 1917 y a partir de los 12 años se vio obligado a vivir en un orfanato, tras quedarse huérfano.

Su carrera como escritor comenzó en 1930, participando en la revista ‘América’ e iniciando sus primeros trabajos literarios. La primera publicación de una de sus obras llegó en 1945, con la inclusión de los cuentos ‘La vida no es muy seria en sus cosas’ en la revista ‘Pan’, de Guadalajara (México).

Durante su madurez continuó escribiendo diferentes cuentos, los mas reconocidos recogidos en la obra ‘El llano en llamas’, publicada en 1950. Pero su obra más laureada no fue propia de la cuentística, sino la primera de sus dos novelas: ‘Pedro Páramo’.

“Álvaro Mutis (escritor colombiano) subió a mi casa con un paquete de libros, separó del montón el más pequeño, y me dijo muerto de risa: ‘¡Lea esa vaina, carajo, para que aprenda!’ Era ‘Pedro Páramo’. Aquella noche no pude dormir mientras no terminé la segunda lectura. Nunca, desde la noche tremenda en que leí la Metamorfosis de Kafka, había sufrido una conmoción semejante”, afirmó el escritor colombiano Gabriel García Márquez, tras la lectura de ‘Pedro Páramo’, considerada la mejor obra de Juan Rulfo.

En esta novela Rulfo rompe deliberadamente con las líneas temporales de ‘Comala’, un pueblo mexicano que a pesar de existir, reviste de características fantásticas, propias del realismo mágico.

La novela está dividida en dos partes –aunque los capítulos de cada una se entremezclan entre sí– en las que se narra la historia de Juan Preciado y Pedro Páramo, padre del primero y cacique de Comala. En ambas se enlazan de forma majestuosa vida y muerte, odio y amor y, sobre todo, realidad y fantasía.

La obra se inicia con la muerte de la madre de Juan Preciado, quien le obliga a su hijo a prometerle que regresará a Comala a reclamarle a su padre lo que les pertenece. Al llegar al pueblo, Juan descubre una tierra inhóspita, muy lejos del paraíso terrenal que su madre le había dibujado durante su niñez. Por otro lado, esta historia se entremezcla con la de la juventud de Pedro Páramo, con inmensos saltos temporales durante la vida de este y diferentes situaciones entre personajes inverosímiles, algunos de ellos incluso fallecidos.

Tras la publicación de ‘Pedro Páramo’, Juan Rulfo escribió su segunda novela, ‘El gallo de oro’, aunque no llegó a alanzar la trascendencia de la primera, una de las obras de la literatura iberoamericana más valorada de la historia.

El autor mexicano falleció el 7 de enero de 1986, a los 68 años en Ciudad de México, tras haberse convertido en uno de los referentes del llamado ‘boom’ de la literatura iberoamericana y máximo exponente del peculiar realismo mágico.

Anuncios