redes sociales

Chonis contra pijas

Posted on Actualizado enn

Poner morritos en un selfie es un gesto que hermana socialmente a chonis y pijas, enemigas irreconciliables y a la sazón, compatibles
Poner morritos en un selfie es un gesto que hermana socialmente a chonis y pijas, enemigas irreconciliables y a la sazón, compatibles

Un estudio llevado a cabo por investigadoras de la Universidad Rovira i Virgili analiza la visión que los chicos y chicas adolescentes tienen de sus iguales en las redes sociales.

Las investigadoras consideran que los espacios virtuales refuerzan un doble estándar sexual que hace que las chicas sean criticadas con parámetros sexuales a diferencia de los chicos; y otro doble estándar que atribuye mal gusto y falta de cultura a las personas que son consideradas empobrecidas o con pocos estudios. Esto genera un desprecio hacia las chicas (las chonis) a las que se les atribuyen autopresentaciones y prácticas en la red de acuerdo con este juicio de clase y género.

El estudio, en el que han participado siete grupos de jóvenes de entre 16 y 20 años explicando cómo valoran sus autopresentaciones, muestra que los medios sociales son un espacio clave donde se juzgan las feminidades de clase en un lugar público compartido por los jóvenes. Las participantes en estos grupos de discusión, preguntadas por sus estrategias de representación en las redes sociales, hablaban de dos únicos perfiles: pija y choni.

“Pija” es una noción neutra, un marcador de identidad estándar utilizado como contrario de la etiqueta verdaderamente despectiva que es la de “choni”, un estigma reconocido colectivamente. Sin embargo, el perfil de las chonis sí lo tienen muy definido, delimitado e identificado con símbolos culturales muy específicos como, por ejemplo, pantalones muy ajustados, tangas, piercings, tatuajes, cola de caballo o moños, maquillaje excesivo y posturas provocadoras que son leídas en clave sexual.

Los discursos elaborados en las autopresentaciones reproducen estos estereotipos y no contribuyen a transformarlos. Todos los adolescentes se muestran conscientes de estos prejuicios pero manifiestan dificultad (incluso imposibilidad) para superarlos.

Según las profesoras del Departamento de Estudios de Comunicación Cilia Willem, Iolanda Tortajada y Núria Araüna, también miembros del grupo de investigación Asterisc, estos marcadores de clase sirven para establecer límites entre las chicas en las redes sociales, donde la norma es la autosexualización. Una de las preocupaciones de las chicas que han participado en los grupos de discusión ha sido evitar ser etiquetadas como “chonis” cuando construyen una imagen atractiva.

A lo largo de la investigación, ellas han expresado la presión que sienten por erotizar y, a la vez, son juzgadas por esta sexualización.

Reconocen la dualidad, pero se posicionan fuera

Los resultados del trabajo coinciden con el estereotipo con el que son cargadas las mujeres de clase trabajadora en otros contextos culturales como, por ejemplo, en el Reino Unido, donde la figura de la chav femenina es vista como una exhibición continua de falta de cultura, de estilo y de gusto.

A pesar de que hay un cierto grado de control del estilo y del gusto que proporciona a las chicas guías sobre cómo no perjudicar su reputación sexual y social, los juicios de los demás se escapan de su control. Para la pija, definir a la choni es establecer la línea que no se debe pasar, aquello que justifica la propia autosexualización, presentada como una exhibición casi artística. A pesar de que pijas y chonis son susceptibles de recibir críticas de carácter sexual, la mayoría de los participantes en la investigación afirmaban que las autopresentaciones de las pijas acababan esquivando la sanción y otorgándoles popularidad y estatus.

No solo los chicos etiquetan a las chicas como chonis sino que, de manera defensiva, también lo hacen las chicas. Todos reconocen y aplican la dualidad, pero intentan posicionarse fuera. Así, con el objetivo de librarse del estigma de la choni, lo transfieren a otras. Esta carencia de solidaridad de clase entre mujeres se expresa en todas las personas que han participado en el trabajo. A la estigmatización de género y de clase se deben añadir los juicios a las chonis como “imprudentes” por compartir o subir fotos sexualizadas en una sociedad que responsabiliza a las mujeres de las agresiones que sufren.

Después de haber estudiado las desigualdades de género y de clase social entre la población adolescente en las redes sociales desde 2008, este equipo de investigación de la URV acaba de poner en marcha un proyecto I+D sobre la dimensión apoderadora de las creaciones audiovisuales en red llevadas a cabo por youtubers.

Anuncios

Recelo hacia las redes sociales en el ámbito educativo

Posted on Actualizado enn

Muchos profesores siguen prefiriendo la pizarra a la tecnología de la educación
Muchos profesores siguen prefiriendo la pizarra a la tecnología de la educación

La mayor parte del profesorado valora la utilidad de las redes sociales para determinadas acciones como compartir materiales o intercambiar mensajes, pero su utilización se asocia todavía más al ámbito personal que a la práctica docente, concluye un estudio elaborado por la Udima.

En este trabajo, tres profesoras de la Universidad a Distancia de Madrid (Sonia Janeth Romero, Alba García-Barrera y Patricia G. Elices) han comparado el conocimiento, la utilidad y la frecuencia de uso de las redes sociales por parte de los docentes en las distintas etapas educativas. En este sentido, recuerdan las ventajas que ofrecen los espacios de interacción y comunicación en el proceso de aprendizaje de los jóvenes, así como en la motivación, la autonomía, la expresión escrita o el manejo de las TIC, entre otras.

Sin embargo, a pesar del uso reiterado y masivo que hacen los alumnos de las redes sociales, todavía son poco utilizadas entre los docentes para la enseñanza, advierten las autoras del estudio, no así con fines personales. De hecho, ocho de cada diez profesores aseguran usarlas todos los días, varias veces al día o varias veces por semana. También el 80% de estos usuarios suele conectarse de noche (entre las 19 y las 24 horas), el 42% durante una o dos horas y el 40%, en intervalos irregulares o menos de una hora.
Maestros de Primaria

Por etapas, más del 90% de los maestros de Primaria conocen y han utilizado redes sociales generales como Facebook y Youtube, más de un 40% conocen y han usado redes como Twitter y Twenti, más del 40% conocen pero no han usado redes como Linkedin y Badoo y las grandes desconocidas son Pinterest, Flickr y Odoklasnniki.

Internet en el Aula se presenta como la red social específica más utilizada en esta etapa, con casi un 30% de uso, seguida por Edmodo, con un 25%. Las redes más desconocidas, por más de un 80% de los maestros, son Diipo y Maestroteca. Más del 90% de los maestros utiliza las redes principalmente en el ámbito personal (en actividades como mejorar perfil, visitar perfiles, enviar mensajes, colgar contenidos, chatear y actualizar el estado), y ciertas actividades como buscar empleo o contactar alumnos son las únicas que se realizan en mayor medida en el ámbito laboral.

Profesores de Secundaria

La práctica totalidad de los profesores de Secundaria (95%) conocen y han utilizado redes sociales generales como Facebook y Youtube y un 80% ha usado, además, Twitter. Las otras redes presentan tendencias similares a los profesores de Primaria, aunque hay un mayor porcentaje que conoce Odoklasnniki y Linkedin, pese a que no necesariamente las ha usado. En cuanto a las redes específicas, algo más de la mitad de estos profesores utiliza Edmodo y, nuevamente, las más desconocidas (para el 75%) son Diipo y Maestroteca.

Promocionar actividades, mejorar el perfil, buscar personas, buscar empleo, chatear, compartir enlaces y actualizar el estado son los principales usos que tienes las redes para estos docentes, una quinta parte de los cuales aseguran emplearlas en el ámbito exclusivamente laboral.

Enseñanza superior

Entre los profesores universitarios hay un gran conocimiento y uso de Facebook y Youtube. Más del 60% conocen Badoo aunque no la han usado y, nuevamente, Pinterest y Odnoklassniki son las más desconocidas, en concreto, para un 70% y un 95%, respectivamente. Destaca un mayor uso de Linkedin (casi un 50%), así como de Internet en el Aula (40%), mientras que disminuyen los usuarios de Edmodo (20%). Diipo y Maestroteca son también las más desconocidas para este colectivo.

Los profesores universitarios utilizan las redes en el ámbito personal para enviar mensajes y chatear y, en los dos ámbitos, para promocionar actividades, visitar perfiles, buscar personas, colgar contenidos y compartir enlaces. Hay un mayor porcentaje de docentes universitarios, comparados con los anteriores, que usan las redes exclusivamente para actividades como compartir enlaces, organizar eventos y contactar alumnos, revela el estudio.

En cuanto a la utilidad, más del 80% de los profesores consideran que las redes sociales son bastante o muy útiles para la interacción con colegas, especialmente entre los universitarios, al tiempo que existe una alta percepción sobre su utilidad para interaccionar con los alumnos, lógicamente no tanto en Primaria como en Secundaria y la etapa universitaria. En secundaria más del 50% consideran que las redes son útiles en la comunicación con padres, en especial para organizar eventos y acordar reuniones.

Nuevas tecnologías al servicio de aprendices del terror

Posted on

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs), son espacios donde se realiza una exposición de la vida personal, que suponen nuevas formas de violencia y control sobre las mujeres y nuevas formas de relaciones afectivas y sexuales
Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs), son espacios donde se realiza una exposición de la vida personal, que suponen nuevas formas de violencia y control sobre las mujeres y nuevas formas de relaciones afectivas y sexuales

Un estudio jurídico sobre violencia machista entre adolescentes durante el noviazgo constata la relación de internet y las redes sociales en la aparición de formas de violencia en general y machista en particular entre estos menores.

El trabajo, realizado por cinco investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) y galardonado con el Premio Ángel Herrera a la mejor investigación en el área de las Ciencias Sociales, advierte además de que la permanente conexión de los adolescentes a través de las tecnologías digitales facilita abusos entre iguales a través de estos medios.

El estudio (editado por Thomson Reuters-Aranzadi con el título “La violencia de género en la adolescencia“), ha sido coordinado por el profesor de Derecho Penal Javier García González, y los investigadores de la CEU-UCH han colaborado con psicólogos, abogados, pedagogos, mediadores y jueces, informa la universidad en un comunicado.

Además de la formas de violencia más conocidas, como el “ciberacoso” o el “grooming” o abuso sexual de menores en la red, esta investigación aborda nuevas conductas como el “sexting” o envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles.

Los autores del estudio advierten de que los medios tecnológicos también se usan, en ocasiones, para someter a control en tiempo real a la pareja del potencial agresor, y subrayan la importancia de orientar a los padres para que puedan educar a los menores a su cargo.

Se trata del primer estudio jurídico que analiza de forma monográfica la denominada “violencia en el noviazgo”, que tiene lugar en una edad temprana, y en pleno desarrollo de la personalidad.

Esta violencia se produce además en el seno de las primeras relaciones sentimentales, fomentando la aceptación tácita de este tipo de comportamientos durante el matrimonio o la vida en común en la edad adulta, advierten los autores.

La falta de madurez propia de la adolescencia, añaden, hace que estas conductas no suelan ser percibidas como agresiones por las víctimas, por los propios agresores ni tampoco por sus iguales, y, como consecuencia, se consienten y se perpetúan.

La obra también recoge las medidas de prevención y la existencia de modelos concretos de intervención en los centros escolares que se podrían implantar, así como la posible responsabilidad civil, administrativa o penal que los centros educativos pudieran llegar a tener cuando estos mecanismos de prevención e intervención no resulten eficaces.

Mapa jurídico

La realidad judicial evidencia el aumento de las denuncias interpuestas por mujeres víctimas de violencia de género, en las que junto a los actos de violencia física y psíquica, se advierten conductas tendentes a controlar sus relaciones personales a través de las TICs, de dos maneras principalmente.

  • Como parte de las herramientas y sistemas de comunicación, que utilizan los victimarios para llevar adelante actos de violencia de género tanto en línea como fuera de línea.
  • Para amenazar, hostigar, acosar a las mujeres que usan tecnologías, robando sus datos privados, creándoles falsas identidades, hackeando sus claves, cuentas o sitios web o cuentas, vigilando sus actividades en línea, etc.

Estos comportamientos delictivos, suelen pasar desapercibidos en las propias denuncias, incluso en los interrogatorios judiciales, lo que lleva a que los denunciados no declaren por ellos en calidad de imputados, quedando fuera de la acusación y por ello sin ser juzgados.

Las/los adolescentes son grandes usuarios de estas comunicaciones virtuales. No es por tanto exagerado afirmar que la juventud siente, se comunica y vive sus relaciones en la red social y ello, en una etapa en la que están construyendo su identidad propia y diferenciada y en la que la construcción en la identidad de género tiene un papel fundamental.

Las TICs han cambiando la forma en que la juventud vive sus relaciones, haciéndolo de puertas abiertas. Lo que les permite conocer en todo momento donde están, qué están haciendo y con quién están hablando sus parejas, etc. Estas manifestaciones, pueden ser la antesala de una relación violenta o de una relación de dominio.

Por ello, en un gran número de ocasiones, se pasa de un comportamiento controlador a la ejecución de violencia virtual. Mientras se mantiene la pareja, con humillaciones públicas (publicación de fotos humillantes, o de comentarios que intentan ridiculizarla); amenazas, si la chica quiere romper la relación, “si te atreves a dejarme, veras publicadas en facebook las fotos que tú y yo sabemos”, o el acoso virtual (remisión constante de mensajes).

Estos comportamientos delictivos no son advertidos por las jóvenes, que los niegan, quitando importancia a la gravedad de las conductas de sus parejas y justificándolo en el amor romántico. Esta respuesta por parte de ellas ha llevado a la normalización de estas conductas de control y celos, en base a la habitualidad, “lo hacen todos, los chicos son así”.

La influencia de estos ideales y mensajes, transmitidos a través de las técnicas audiovisuales, reproducen estereotipos de género tradicionales, posiciones sexistas e incluso la utilización de la mujer como objeto sexual.

El amor romántico al que hacíamos referencia, reproduce los mismos mitos y creencias tradicionales sobre la búsqueda de la media naranja, el flechazo y el final feliz, y no es fácil para una mayoría de jóvenes entender otros modelos de amor.

Las generaciones cambian la forma de comunicarse, pero el sustrato de fondo continúa siendo el mismo y por ello expresan la realidad de una sociedad que impone lugares diferentes para las mujeres y para los hombres.

Debemos conocer conceptos clave como:

Intimidad: Zona espiritual íntima y reservada de una persona o de un grupo, especialmente de una familia.

Protección de datos: derecho a decidir sobre la propia información personal.

Ciberbullying o Ciberacoso: agresión psicológica, sostenida y repetida en el tiempo, perpetrada por los sujetos del art. 1.1 de la LO 1/ 2004, contra su pareja o ex pareja, utilizando para ello las nuevas tecnologías a través de plataformas o sistemas virtuales como el correo electrónico, sistemas de mensajería, whatsapps, redes sociales, blogs o foros…

Sexting: envío de mensajes de texto vía SMS, MMS o similares, de imágenes tomadas por el agresor o grabados por la protagonista de los mismos de carácter sexual desde dispositivos móviles de comunicaciones, con el fin de dañar el honor e imagen de la mujer, y que pueden ser incluso utilizadas para promover el chantaje a la víctima denominándose entonces sextorsión, con el fin de ejercer control y dominio bajo amenaza.

Stalking o Acecho: forma de acoso a través de las TIC’s que consiste en la persecución continuada e intrusiva a un sujeto con el que se pretende restablecer un contacto personal contra su voluntad.

Grooming: (acicalamiento) conjunto de acciones deliberadas con carácter de engaño deliberado por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad/relación y confianza con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual particularmente, mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor.La realidad judicial evidencia el aumento de las denuncias interpuestas por mujeres víctimas de violencia de género, en las que junto a los actos de violencia física y psíquica, se advierten conductas tendentes a controlar sus relaciones personales a través de las TICs, de dos maneras principalmente.

Libertad de expresión 2.0, ¿puerta a la iluminación o antesala de la idiocia?

Posted on Actualizado enn

Las redes sociales procuran "conocer" cada vez más a los usuarios a través de los clics, "me gusta", retweets, favoritos y otras decisiones que en ningún caso pasan inadvertidas
Las redes sociales procuran “conocer” cada vez más a los usuarios a través de los clics, “me gusta”, retweets, favoritos y otras decisiones que en ningún caso pasan inadvertidas

Las redes sociales son parte de la contingencia diaria. Temas como el aborto, la inmigración, los cambios políticos, las medidas del Gobierno u otros de índole personal, como opiniones sobre aspectos aparentemente intrascendentes de la existencia, se prestan para discusiones entre usuarios de Facebook, Twitter e Instagram que, por lo general, no se conocen entre sí.

Las últimas cifras demuestran que los internautas usan las redes sociales como método de comunicación y también como fuente de información: 23,6% de los encuestados afirmó que revisa redes sociales varias veces al día.

Y aunque estos espacios son entendidos como un medio de difusión de información, también se prestan para discusiones en donde se pueden encontrar todo tipos de comentarios, prejuicios y críticas que evidencian que la gente parece estar enojada en la web.

De acuerdo con distintos estudios, Twitter es la red social que facilita la difusión de mensajes de odio. La razón sería que todos pueden publicar lo que sea sin un filtro previo y, además, muchos lo hacen amparados por el anonimato.

Esa es una de las características que es parte de la naturaleza de Internet y que fue adoptada por las redes sociales desde sus inicios: permiten la clandestinidad o anonimato de sus usuarios y la potencial publicidad de sus contenidos, que pueden ser falsos. Esto porque quienes usan las redes sociales se amparan en su derecho a la libertad de expresión para justificar la difusión de mensajes.

Pero, ¿hasta qué punto se hace valer la libertad de expresión? La RAE define este concepto como el “derecho a manifestar y difundir libremente el propio pensamiento”, pero ¿tiene límites? De acuerdo al filósofo John Stuart Mill -autor de un dicho muy conocido popularmente- la libertad de expresión es un acto libre mientras no se le haga daño al prójimo.

Tanto en Facebook como en Twitter las líneas de tiempo se organizan con los contenidos de otros usuarios a los que seguimos o tenemos como “amigos”, además de los contenidos de noticias y publicidad pagada. La manera en que se ordenan estos espacios guarda relación con algoritmos diseñados por cada red social, especialmente en el caso de Facebook, que están constantemente cambiando el orden a través de diversos indicadores.

Las redes sociales procuran “conocer” cada vez más a los usuarios a través de los clics, “me gusta”, retweets, favoritos y otras decisiones que en ningún caso pasan inadvertidas.

Los trolls

Aunque Facebook y Twitter son entendidos como medios de difusión de información y participación, también son escenario de debates y descalificaciones
Aunque Facebook y Twitter son entendidos como medios de difusión de información y participación, también son escenario de debates y descalificaciones

Agresivos, con humor negro, muchas veces crueles y, algunas, hasta peligrosos. Esas son algunas de las características que podrían definir a “los trolls” de internet. Personas que suelen estar constantemente atacando o criticando todo lo que se publica en las redes sociales. Muchas veces, protegidos por el anonimato.

Este “bullying digital” ha traspasado la barrera de Internet y ha tenido consecuencias en la vida real. Algunos casos incluso han terminado con los afectados quitándose la vida. Para enfrentar esta realidad, las redes sociales han implementado en sus políticas de uso el que los usuarios puedan denunciar y/o bloquear a quienes no se adecuen a las reglas.

Herramientas de privacidad o filtro son cada vez más comunes de encontrar en la configuración de perfiles.