taylor

El hermano de Liz y los surferos hippies

Posted on Actualizado enn

Habitantes de la comuna hippy puesta en marcha por Howard Taylor
Habitantes de la comuna hippy puesta en marcha por Howard Taylor

Howard Taylor, hermano de Liz Taylor, creó una utopía en una playa de su propiedad. En el «Campamento Taylor» llegaron a vivir cien personas, antes de que las drogas termirnaan con el sueño del artista.

Fue una negociación dura. Howard Taylor por un lado, el gobierno de Hawaii por otro. En medio, un grupo de hippies, surferos y veteranos de la Guerra de Vietnam y el sueño de crear una utopía en las playa. Y en 1969, lo consiguieron. Le pusieron como nombre «Campamento Taylor» en honor a Howard. Y en honor a una de las actrices más famosas de la historia y hermana del artífice del refugio: Elizabeth Taylor.

Howard era el mayor, Liz la pequeña. Y mientras ella peleaba con y por Richard Burton, su hermano empezaba su aventura en unos terrenos que ella le regaló en Kaoui. Él era ocenoágrafo y artista, y se empeñó en plantar su sueño en una playa que los políticos hawaianos querían convertir en un Parque Nacional. Los primeros habitantes fueron 13 veganos a los que la policía expulso de Berkeley, en California. «Esta es vuestra tierra», les dijo Howard cuando llegaron a la playa de Ke’e, demostrando que el amor por el drama no era exclusivo de Elizabeth.

Ocho años más tarde, ya eran un centenar las personas que vivían en el Campamento Taylor, levantando sus propias casas en los árboles a base de bambú. No era habitual que Howard visitase el campamento, aunque parece ser que pasó unas Navidades con los hippies y junto a su hermana. La desnudez no era obligatoria, aunque estaba permitida, por lo que tan pronto se veían personas completamente desnudas como otras vestidas con vaqueros y camisetas.

¿Y cómo se sabe todo esto? Gracias al trabajo de John Wehrheim. El fotógrafo nunca vivió en la comuna, pero se convirtió en una visita frecuente. Ahora, ha decidido recoger todas sus fotografías del campamento para publicar un nuevo libro, que asegura es «un experimento que demuestra lo fácil que es vivir sólo con lo que la tierra ofrece».

Howard Taylor, junto a su hermana, Liz
Howard Taylor, junto a su hermana, Liz

Lo cierto es que no parece que los habitantes del campamento necesitasen mucho más para vivir. «Surfeaba y nadaba todos los días. Trabajaba en el huerto comunal y comía lechuga, tomates, coles… Los mangos y las papayas los cogíamos de los árboles y amigos del exterior nos traían pescado fresco y nueces de macadamia. Tocaba la guitarra, fumaba hierba, conocía chicas y… No hace falta contar más» narraba Wythe White, uno de los miembros de la comuna, en el Honolulu Weekly.

Un sueño, una utopía, que se terminó por el uso de drogas duras en los últimos años. La falta de nomas y reglas y los problemas causados por las sutancias estupefacientes llevó a las autoridades a entrar en repetidas ocasiones en el Campamento Taylor, buscando drogas duras. No tardaron en convencer a todos los hippies en que se mudaran a otro sitio y el Gobierno terminó con el sueño de Howard Taylor quemando todas las casas en 1977. Justo cuando el segundo matrimonio de Elizabeth y Richard Burton ardía y se derrumbaba hasta los cimientos.